Early Rider

Su fundador, Andy Loveland, explica que la idea de crear estas bicicletas le surgió cuando decidió comprar una bicicleta para que su hijo aprendiera a ir en ella.
En concreto buscaba bicicletas sin ruedas de aprendizaje, pero al ver diferentes modelos se desilusionó tanto que decidió crearla él mismo. De esta forma, en 2006 en Gran Bretaña nació la bicicleta que estaba buscando y con la que Freddy, su hijo, quedó fascinado. A partir de aquí surgieron nuevos diseños e ideas, creando vehículos para los más pequeños como los Spherovelos: divertidos correpasillos con un diseño innovador e igual de elegantes que las bicicletas.

La gama de bicicletas Early Rider tiene el equilibrio perfecto entre diseño, ingenio y seguridad, garantizando que los niños pueden aprender a ir en bicicleta de la manera más segura y desarrollen sus habilidades mejor y más rápido.